05Oct
mejora continua
Por: E. Alex García octubre 05, 2017 En: Noticias y Eventos Comentarios: 0

En esta época de continuos cambios tecnológicos, sociales y económicos es necesario que contemos con buenas prácticas de gestión y evaluación que faciliten a nuestra empresa mantener un proceso de mejora continua, a fin de lograr su supervivencia en un mercado cada vez más competitivo.

La mejora continua es una manera de trabajar permanentemente en pos de una mayor eficiencia, productividad y creación de valor para los clientes, que se convierte en parte de la filosofía de una empresa o institución.

Como filosofía es una forma de trabajar diferente que implica cambios en profundidad, por lo que se requiere crear cimientos sólidos sobre los que construirla y hacerla durar. Entre ellos, un liderazgo fuerte y extendido por la organización de manera que se desarrollen la iniciativa, el compromiso y la involucración de todos los trabajadores y mandos.

Todo esto supone implementar en la empresa una actitud y conciencia en el equipo por no dejar nunca de avanzar para ser más competitivo. Esto se traduce en multitud de elementos con los que tu equipo se sentirá como pieza clave en este proceso. Desde el sentimiento de pertenencia, motivación continua, ausencia de aislamiento o certeza de que en la toma de decisiones se tiene en cuenta su bienestar laboral.

Este salto le facilitará a las empresas definir el valor de forma distinta a la que se considera habitualmente y especificarlo desde el punto de vista del cliente final, eliminando todas aquellas acciones que no aportan valor en toda la cadena, en todos los actores, desde el diseño hasta el final de la vida útil del producto.

Los resultados de procesos de mejora pueden ser menores costes, mayor productividad, mayor calidad, mejor velocidad de respuesta y servicio al cliente, mayor adecuación del producto a los deseos de los consumidores, menores necesidades de inversión —en stocks, instalaciones, equipos…— que redundan en un mejor uso de los recursos financieros, o en una combinación de varios de ellos.

La mejora continua no es algo que requiera inversión, dado que estamos hablando de mejores prácticas de gestión. Es decir, cambios que se pueden hacer prácticamente sin recursos económicos o con pequeños recursos puestos en juego y que claramente pueden mejorar mucho los resultados, la motivación de la gente, la alineación de objetivos, lo que da un  potencial extraordinario a una organización grande o pequeña, en el mediano y largo plazo.

Las empresas necesitan mejorar continuamente, dar por hecho que el sitio o los resultados que se tienen ahora son los óptimos, no lleva a ninguna parte más que a una zona de confort.

Trackback URL: https://www.innova4j.com/proceso-mejora-continua/trackback/

Dejar Comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *